Novena

NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

3-12 de diciembre, 2016 –
Iglesia San Procopio
Chicago, Illinois

Novena image

El Sábado, 9 de diciembre de 1531, la Virgen Bendita apareció a Juan Diego en su camino por la cuesta de Tepeyac para escuchar misa en la ciudad de México. La Virgen Bendita mandó a Juan Diego a acercarse al Obispo Zumárraga para pedirle la construcción de una iglesia para Ella donde apareció. El Obispo pidió a Juan Diego que pidiera una señal de la Señora.
El 12 de Diciembre en camino al convento a buscar un sacerdote para su tío moribundo, la Virgen Beata, quien se llamaba Santa María de Guadalupe, apareció de nuevo. Juan Diego explicó a la Virgen la situación de su tío a quien Ella curó instantáneamente. Juan Diego contó a la virgen sobre la petición del Obispo para una señal. Ella lo mandó a subir a unas rocas y recoger rosas. Encontró las rosas en el lugar indicado por la Virgen y las recogió en su túnica hecho de fibra de cactus llamado tilma.
La Santa Madre arreglo las rosas de nuevo. Le dijo que no las tocara y que regresara al obispo. Al llegar, Juan mostró a Zumárraga las rosas. Mientras enrolló su tilma se cayeron las rosas. El obispo y sus asistentes se arrodearon frente de él. Sobre su tilma la figura en tamaño grande de la Virgen Madre, igual como la había descrito, estaba brillando.
Un gran mural en la basílica renovada conmemora la escena. Se veneraba la imagen en la capilla del obispo. Nuestra Señora de Guadalupe es la patrona de las Américas y su día de fiesta es el 12 de diciembre.

Novena de Nuestra Señora de Guadalupe

Nuestra Señora de Guadalupe,
siguiendo tu mensaje en México
le venero como la “Virgen Madre de Dios verdadero
para quien vivimos, el creador del mundo,
Hacedor del cielo y de la tierra.” En espíritu me arrodillo
ante su tan santo imagen que imprimió milagrosamente
en el tilma de Juan Diego; y con la fe de tan numerosos
peregrinos quienes visitaron su santuario, le pido este favor:
Ser generoso, auto –sacrificante y un catequista mariano fiel
todos los días de mi vida
Recuerda, O inmaculada Virgen,
Las palabras que habló a tu cliente devote: “Soy
una madre misericordiosa para ti y a todo tu pueblo quienes
me aman y confíen en mi e invocan mi ayuda.
Escucho su lamentación y solaz,
Todos sus tristezas y sufrimientos.”
Te suplico ser una madre misericordiosa para mí,
Porque sinceramente te amo y confió en ti e invoco tu ayuda.
Te suplico, O Señora de Guadalupe
A conceder mi petición, si eso sea la Voluntad del Padre,
Para que pueda “ser testigo a tu amor, tu compasión,
Tu ayuda y protección.”
No me abandone en mis necesidades. Amen.

Nuestra Señora de Guadalupe, ruegue por nosotros. Dios te salve…. (3 veces) Esta oración de la novena fue escrita por Rev. Lawrence G. Lovasik, S.V.D.

Primer Dia
Queridísima Señora de Guadalupe,
Fructífera Madre de Santidad,
Enséneme tus virtudes de ternura y fortaleza.
Escucha mi oración humilde
Ofrecida con sincera confianza para suplicar
Tu favor (Menciona su petición).
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Segundo Día
O María, inmaculada, vengo al trono de tu gracia
A compartir la devoción ferviente
de tus fieles hijos mexicanos quienes te llaman
bajo el titulo glorioso Azteca de Guadalupe.
Consígame una fe viva para hacer siempre
La voluntad santa de tu Hijo.
Que Su voluntad sea cumplida
en la tierra como en el cielo.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Tercer Dia
O María,
Cuya Corazón inmaculada
multiplica las vocaciones sacerdotales
Fue perforado por siete espadas de dolor,
ayúdame andar valientemente
entre las espinas agudas
echadas sobre mi camino
consígame la fortaleza de ser un imitador
Verdadero tuyo. Esto te pido, mi
Madre quedísima.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Cuarto Día
Queridísima Señora de Guadalupe,
Te suplico una voluntad fortalecida
Para imitar la caridad de tu Hijo divino,
para buscar siempre el bien de los necesitados
Te pido humildemente que esto me concedas.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Quinto Día
O santísima Madre,
te suplico obtenerme el perdón
de todos mis pecados, abundante gracias
Para poder, desde ahora, servir tu Hijo
más fielmente; y finalmente, la gracia
De alabarle contigo en el cielo para siempre
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Sexto
O María, madre de vocaciones,
multiplica las vocaciones sacerdotales
y llene la tierra con casas religiosas
que iluminen y den calor al mundo y
seguridad en las noches tormentosas.
Implora que tu Hijo nos mande muchos
sacerdotes y religiosas. Esto te pedimos,
O Madre.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Séptimo Día
O Señora de Guadalupe,
Te imploramos que los padres de familia viven
Una vida santa y eduquen sus hijos
En una forma cristiana.
Que niños obedezcan y siguen las direcciones
De sus padres.
Que todos los miembros de la familia
Recen y adoran juntos. Esto te lo pedimos, O madre.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria

Octavo Día
Con mi Corazón lleno
De veneración de lo más sincera
Me postro ante ti, O Madre,
A pedir que me obtengas la gracia
De cumplir me obligaciones
De mi estado de vida con fidelidad y constancia.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Noveno Día
O Dios, a quien te ha placido entregar a nosotros
Una cantidad grande de favores poniéndonos
Bajo la protección de la bendita Virgen María.
Concédanos, tus humildes sirvientes,
Quienes gocen en honrarle hoy en toda la tierra,
La felicidad de verla cara a cara en el cielo.
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.

Top