Casamientos

Drewitz-150901-165La Celebración del Sacramento de Matrimonio en San Procopio/Providencia de Dios

El matrimonio refleja el convenio entre Dios y Su Pueblo. Es un convenio de amor basado en relación y fidelidad. Si se vive un matrimonio en este contexto, la pareja se convierte en signo de la presencia de Cristo uno al otro, a la comunidad y al mundo. El convenio matrimonial se fortalezca y se renueva cada vez que la pareja se une con la comunidad para oír la Palabra de Dios y compartir la vida sacramental de la Iglesia. La Iglesia celebra gozosamente cada unión íntima de la vida matrimonial y el amor. Es porque vemos en cada matrimonio Cristiano una llamada genuina a la santidad.

El matrimonio entre cristianos bautizados constituye un sacramento especial. Vivido fielmente, el matrimonio entre cristianos es una encarnación real en el mundo de un amor eterno de Dios para la humanidad, el amor incondicional de Cristo para su esposa, la Iglesia. El don del sacramento es a la vez una vocación y mandamiento para la pareja Cristiana, que se mantengan fieles uno a otro para siempre, mas allá de cada prueba y dificultad, en obediencia generosa a la voluntad santa del Señor: “Lo que Dios ha unido que no lo separe nadie.”

Esta información les puede ayudar planificar la ceremonia de su boda en la Iglesia de San Procopio/Providencia de Dios.
Para empezar….
Han pedido celebrar su matrimonio en San Procopio/Providencia de Dios. Les damos sinceramente la bienvenida y les ofrecemos felicidades por el compromiso vitalicio que hacen uno al otro. Celebrando su boda en San Procopio/Providencia de Dios, lo hacen con fe, buscando la bendición de Dios sobre su vida matrimonial. Mantengan en cuenta que están intercambiando votos en una ceremonia religioso pidiendo a Cristo mismo ser testigo a su compromiso. Aunque haya muchas tradiciones y costumbres asociadas con bodas, tenemos que estar siempre atentos a la naturaleza religiosa de una boda en la iglesia y de la presencia de Dios en su boda. Nada debe distraernos de lo sagrado de este evento santo.

Primeros pasos

A. Para celebrar su boda en San Procopio/Providencia de Dios, normalmente se espera que uno, el novio o la novia, sea un Católico registrado en la Parroquia de San Procopio, o que su familia este registrada. Las personas que no son miembros de San Procopio/Providencia de Dios y con buen motivo pide matrimonio en San Procopio/Providencia de Dios, pueden recibir el sacramento después de una entrevista con algún sacerdote y con el permiso del párroco.

B. Los lineamientos de la Arquidiócesis de Chicago es un programa de preparación de seis meses de duración para este compromiso vitalicio serio. Cuando piden tener su matrimonio en San Procopio se supone que acepten los requisitos de esta preparación que incluye:
1. Un esfuerzo de asistir a la misa dominical.
2. Sesiones de preparación con el sacerdote o diácono quien oficiará a su boda.
3. Participación en el programa de Pre-Cana o Encuentro de Novios.
4. Complementar la Evaluación y discusión prematrimonial –The Catholic Couple Checkup or Focus. (Ambos inventarios se hacen en línea.). Después de cumplirlos en línea, deben repasar los resultados. Los resultados están mandados a ambos directamente por separado, y pedimos que sean mandados también al sacerdote o diacono quien está preparándoles para el Sacramento de Matrimonio.

C. Pueda necesitar más preparación por circunstancias especiales. (Por ejemplo: matrimonio de alguien menor de 19 años, matrimonio de un(a) bautizado(a) pero sin crianza católica.) Se hará un esfuerzo para adaptar a las circunstancias especiales y mantener el periodo de preparación dentro de seis meses.

D. No se puede programar una boda, aun tentativamente, si falta pedir o está en proceso una anulación de un matrimonio previo. Tiene que haber entregado el decreto final y haber tenido el asesoramiento (si hay) completado antes de poder considerar una fecha.

E. Puede haber excepciones a esas normas en casos de edad, enfermedad o circunstancias pastorales con tal que se mantengan el intento de los lineamientos.

Celebrantes:

A. Solo un sacerdote o diacono con facultades (permanentes o temporales) de la Arquidiócesis de Chicago puede oficiar en su boda. Normalmente ese será uno de los sacerdotes de la parroquia.
B. Sacerdotes o diáconos aprobados que están visitando pueden oficiar con el permiso explícito o escrito y la delegación del párroco de San Procopio/Providencia de Dios.

 

Drewitz-150901-166Planificando la Ceremonia

A. Toda programación tiene que seguir las normas de la Iglesia y de la parroquia sobre la ceremonia en sí.

B. Bodas los sábados pueden programarse a las 3:00pm en San Procopio; a las 2:00pm y 4:00pm en Providencia de Dios.  Toda programación está sujeta a eventos previamente programados y al calendario litúrgico (por ejemplo. No se pueden celebrar bodas el Viernes Santo ni el Sábado Santo).

Testigos

A. Se necesitan dos testigos oficiales para la celebración valida de un matrimonio cristiano. Normalmente, el chambelán y la dama de honor sirven como estos testigos. Los testigos deben tener por lo menos 18 años de edad.

B. Los testigos tienen que reunirse con el sacerdote previo al matrimonio para completar el impreso testimonial. El impreso completado tiene que ser firmado en la presencia del sacerdote.

Música

A. Música en un aspecto importante de la boda y por eso debe estar planeada completa y pensativamente.

B. Proveemos una lista de músicos con experiencia como ministros de música en San Procopio/Providencia de Dios: Lucy Gamboa (708) 415-4207; Melvin y Lissette Hall (773-550-8854; Daniel Roman (773) 225-0624; Alma Molina (312) 259-2385.  Ustedes deben acordar un precio y contractar algún músico. El pago es directamente a él/ella. La Iglesia no interviene para nada.

C. Toda la música y los himnos tienen que tener aprobación de la Iglesia.

Lineamientos de Fotografía y Video

Para mantener la naturaleza religiosa de la ceremonia de matrimonio, se aplican los siguientes lineamientos a toda toma de fotografías o filmación de videos en San Procopio. El fotógrafo debe llegar temprano antes de la boda y consultar con el sacerdote los lineamientos en juego durante la ceremonia.

Algunos Lineamientos:

1. Cameras de video y sus operadores están permitidos en la galería del coro.
2. Los fotógrafos no pueden acercarse al pasillo central en ningún momento antes y durante la ceremonia. La única excepción es durante las procesiones de entrada y de salida.
3. Se prefiere que no usan flash más que en las procesiones de entrada y salida. Los fotógrafos han de cuidar de no bloquear las bancas que ocupen los que forman parte de la boda.
4. Hay un límite de 30 minutos para tomar fotos después de la ceremonia. Si hubiera otra boda programada después, hay que dejar de tomar fotos 40 minutos antes de comenzar aquella. Después de tomar fotos en la iglesia se puede continuar en el jardín de Guadalupe al lado de la Iglesia.
5. Los muebles y micrófonos del santuario deben quedar en su sitio. El fotógrafo es responsable por algunas reparaciones necesarias que ocurren por no haber seguido esta regla.

Flores

A. Los novios están responsables por las flores que se ponen en el altar, etc.

B. Se puede poner flores en los laterales de las bancas, sin embargo se tienen que quitar todas después de la boda.

C. El día de la boda la Iglesia normalmente está abierta una hora antes del tiempo programado. Por eso se supone que el florista entregará las flores durante ese tiempo.

D. El florista o miembros de la boda aseguren de quitar cajas o contenedores algunos utilizados para traer flores, programa, etc. del local.

E. Si la boda ocurriera durante una estación litúrgica especial, como Navidad o Pascua, favor de notar que los arreglos de decoro han de estar de acuerdo con lo ya puesto para aquella estación.

F. Si hubiera alguna necesidad especial, favor de consultar la parroquia.

G. No se debe echar semilla, arroz, confeti, etc. dentro ni afuera de la Iglesia.

H. Tampoco se permite pétales de flores naturales durante la procesión de entrada.

Donaciones para la Boda

Sigue una lista de donaciones para la Iglesia de San Procopio.

1. La donación para la Iglesia es $450.00 para miembros de la parroquia que contribuyen regularmente. Para todos los demás es $550.00.
2. Hay un depósito de $50.00 no-reembolsable para reservar el tiempo y la fecha de su boda.
3. Contratos y pagos del organista y los músicos se hacen directamente con ellos

El Ensayo

Recomendamos enérgicamente que solo vengan al Ensayo de la boda aquellos que forman parte en la ceremonia. (Los novios, damas y chambelanes, lectores, papas y ujieres.)

A. Se programa la fecha del ensayo con el sacerdote tan pronto como se determina la fecha de la boda. Como pueda haber más que un ensayo aquel día, es esencial que todos los involucrados lleguen a la iglesia a la hora. Con la cooperación de todos, el ensayo no debe durar más de una hora.

B. Si aún no ha entregado su licencia de boda del Estado, favor de hacerlo en el momento del ensayo.

C. Lectores de la Sagrada Escritura y de las Oraciones de los Fieles recibirán copias de las lecturas en el momento del Ensayo.

Como se dijo al principio, todas estas normas existen para servir y enfatizar la naturaleza religiosa de su boda y su matrimonio. Su fin es promover la dignidad y respeto de todos involucrados en sus preparaciones. Consulten todos los arreglos que hagan con la oficina de la parroquia ustedes directamente. A no sea que haya una emergencia, no pidan a miembros de la familia hacerlo. Esperamos que ustedes sean miembros activos de San Procopio o de la parroquia donde piensan vivir. ¡Ayudará a que su matrimonio sea más exitoso y ayudará a toda la familia humana!

Drewitz-150901-210Oración de los Novios uno para otro

Dios Padre nuestro, por tu bondad y sabiduría nos hemos conocido uno al otro. Hemos descubierto algo del misterio de cada uno. Hemos llegado a un amor mutuo. Echa tus bendiciones sobre (nombre de pareja), quien quiero amar por el resto de mi vida: bendiciones de seguridad, de fortaleza, de alegría. Ayúdanos, mientras formamos una familia juntos, encontrar una forma nueva de amar a las familias donde hemos sido amados y nutridos hasta ahora. En estas semanas agitadas y después, ayúdanos a reír cuando no resultan los pequeños proyectos, y háganos dispuestos a apoyarnos cuando hay problemas reales. Que tengamos siempre confianza mutua, confianza en ti y confianza en la oración. Honra nuestra relación con el don de tu Espíritu Santo, para que, día tras día, nuestro afecto se convierta en auto sacrificio, nuestra pasión en cuidado humano profundo y nuestros sentimientos tiernos en un compromiso eterno. Haga cumplirse la maravilla de su procedimiento que has empezado a revelarnos. Esto te rogamos por Cristo nuestro Señor. Amen.

Vivir fielmente el pasaje del Sagrado Escritura elegida por la ceremonia de su boda, es un buen proyecto para amar. El amor es paciente, amor es servicial. El amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tienen en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasará jamás. (I Corintios 13:4-8).

Estas palabras de San Pablo merecen ser meditadas no solo por su percepción de la estructura verdadera del amor, sino también para fortalecer nuestras voluntades de seguir este camino de amor. El amor que describe florece en relaciones fieles y estables. Esto es verdad primero y principalmente cuando una pareja se comprometan con un voto a ser fiel en lo bueno y en lo malo. Están confirmando su decisión de amarse. Sin embargo, como nos han enseñado parejas casadas, esta decisión de amarse es algo que hay que repetir tiempo tras tiempo, cuando nos hace sentir bien o no. Es una decisión que hay que buscar, poner en la práctica y rezar por el bien de la gente que decimos que amamos.

Es una promesa de fidelidad. Nuestro mundo necesita testigos vivos de fidelidad. Parejas que viven vidas fieles de amor y ayuda mutua, son los signos del amor que Cristo tiene para cada ser humano y tienen el agradecimiento de toda la Iglesia.

– De Un Mensaje Pastoral; Los Obispos Católicos de los EEUU a Familias, 17 de noviembre de 1992.

Top